Causas de la extinción del ajolote

ajolote en peligro de extinción

Por desgracia, el ajolote mexicano se está extinguiendo. La situación es tan grave que la UICN (Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza) lo tiene catalogado “en peligro extremo de extinción”, a tan sólo un escalón de la extinción en medio silvestre. Desafortunadamente, las medidas adoptadas para proteger al ajolote de la extinción no están ayudando y su población está bajando constantemente.

Situación de la población del ajolote

En las últmias décadas la población de los ajolotes que viven en libertad ha ido bajando drásticamente. Las causas del paulatino acercamiento del ajolote a la extinción son varias. Sin embargo, el problema más grande de la conservación del ambystoma mexicanum es que sólo habitan en un único ecosistema en todo el mundo. Solamente podemos encontrar ajolotes viviendo en libertad dentro del sistema lacustre del Valle de México y, más en concreto en los canales y el propio lago Xochimilco.

Todo esto nos lleva a que desde los primeros estudios realizados sobre la población de estos animales, los ajolotes se extinguen a pasos agigantados. En 1998 los estudios estimaban una densidad de más de 6000 individuos por kilómetro cuadrado de agua. Diez años después estas estimaciones hablaban de alrededor de cien ejemplares en la misma superificie. A día de hoy la extinción del ajolote está tan avanzada que sólo se los puede encontrar en puntos concretos de los canales, muchas veces protegidos por medidas artificiales.

habitat natural del ajolote

Causas de la acelerada extinción de los ajolotes

ajolote en peligro extremo de extinción

Las razones por las que el ajolote está en peligro de extinción son varias y su combinación es la que está siendo tan devastadora para estos anfibios. Se trata de una terrible combinación del empeoramiento de la calidad del agua y la invasión de especies de peces exóticos.

Los peces exóticos, como pueden ser, por ejemplo, las carpas no sólo compiten con los ajolotes por la comida. Estas especies invasoras en muchas ocasiones también son depredadoras directas de los ajolotes, que están en clara desventaja. Nuestros amigos no disponen ni de armas para defenderse ni pueden desarrollar suficiente velocidad para huir de sus atacantes.

La desenfrenada urbanización de la zona de Valle de México es la otra causa de la extinción del ajolote mexicano. Estos animales son muy sensibles a los cambios de la calidad del agua, en cuanto empeora un poco empiezan a sufrir problemas de salud. Así que, por un lado la presión social por habilitar nuevos terrenos para edificar y, por otro, la falta de control sobre el vertido de aguas residuales han convertido los canales de Xochimilco en un hábitat demasiado contaminado para que los ajolotes puedan sobrevivir en él.

En su día, otro de los problemas fue la caza furtiva de los ajolotes. Una preocupación menor hoy en día, sólo porque son tan escasos que ya no es un negocio rentable.

Medidas para salvar al ajolote de la extinción

Hay diferentes organizaciones trabajando para salvar al ajolote de la extinción en su medio natural. Esta, sin embargo, es una tarea muy difícil debido a que las razones de la despoblación del ajolote son muy difíciles de combatir. Aunque se introducen ejemplares criados en cautividad, esto no resuelve los problemas de la calidad del agua que necesita actuaciones de mayor calado como construcción de depuradoras y mayor control de los vertidos. De la misma manera las especies invasoras son un fran problema que será casi imposible de solucionar.

En cuanto a las medidas legales, la captura de los ajolotes está absolutamente prohibida bajo pena de multa. El Ambystoma mexicanum también está incluido en el apéndice II del CITES, un convenio a nivel mundial que obliga al registro de todas las transacciones comerciales que incluyan ejemplares de esta especie.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *